miércoles, 4 de mayo de 2016

Hace 25 años: Menem y Clarin hablan, López Foresi se calla


Corría el mes de mayo de 1991 y un almuerzo entre el Presidente Menem y la directora de Clarín, Ernestina Herrera de Noble dejaba como postre amargo un nuevo caso de censura en la televisión. La dueña del incipiente multimedios hacía saber a Menem su incomodidad respecto a ciertos comentarios de Guillermo Patricio Kelly (que tenía un programa en ATC) y como retruque el Presidente decía lo propio sobre Liliana López Foresi, que tenía un magazine en Canal 13. 




Los resultados no tardaron en verse: Kelly cambió su agenda y habló de otras cosas y López Foresi le dirigió un mensaje a la audiencia, luego del cual comenzó a opinar únicamente con la mirada.


De esta reunión participaron también el Secretario de la Presidencia Eduardo Bauzá y Héctor Magnetto, que todavía era un nombre conocido por pocos fuera del multimedios. 



La intención de esta nota, publicada en el primer número de la revista Tele Clic, se enmarcaba en ese entonces en un contexto totalmente distinto, donde funcionaba como parte de una competencia entre dos grupos mediáticos: Editorial Atlántida y Telefe vs. Clarín y Canal 13.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta situación se dio en el momento en que Clarín y el menemismo estaban de "luna de miel" como ha pasado con todos los gobiernos. Una vez que Clarín consigue lo que pretende, ahí parece que se convierte en un medio "independiente" y empieza a pegarle al gobierno: ya había pasado con Alfonsín, pasó con Menem en el segundo mandato (en ese caso López Foresi hasta hubiera terminado siendo la "periodista estrella" del grupo) y también pasó con los Kirchner que a su vez le pegaron a Clarín con lo de Papel Prensa, el origen de los hijos de Ernestina Noble, etc. etc., casualmente las mismas denuncias que en su momento había hecho Kelly.

Anónimo dijo...

la Lopez Foresi tiene que volver a la TV.

Jorfe Durán dijo...

Aparte del acto de censura, también le habrá servido de excusa a Canal 13 para darle el olivo a Liliana López Foresi (que ya estaba ahí desde la gestión estatal) y promocionar a otros conductores como Santo Biasatti, María Laura Santillán, etc. con lo cual seguía vendiendo esa imagen de periodismo serio, independiente y crítico.
En cuanto a Guillermo Patricio Kelly, algunas de las denuncias que hacía en aquella época al final no eran tan disparatadas como parecían: no solo el tema de los hijos de la dueña de Clarín sigue vigente, también fue el primero que habló del desembarco del narcotráfico en el país y nadie le dio pelota, así estamos...

Anónimo dijo...

que habra sido de la vida de kely, rato que no aparece por los medios.
es como el viejo de los simpson, dice la verdad pero nadie le cree, lo valoran despues que ya llego la novedad. es el mismo problema que aqueja a los profetas, en general

Claudín dijo...

Palmó hace rato, me parece.

Anónimo dijo...

Muchos de los que se rasgan las vestiduras con la censura a Lopez Foresi se quedaron bien calladitos cuando en 2006 echaron a Marcela Pacheco de Canal 7 por una situación muy similar: hacer gestos o ironías sobre las noticias, políticas o no. Porque cuando en 2005 hubo una huelga de recolectores de basura y ella conectó esa noticia con el regreso político de Menem, todos se lo festejaron. Unos meses después preguntó por los fondos de Santa Cruz y no apareció más en el noticiero...

Pero no hay que olvidar que sólo hay que condenar los chanchullos de derecha, mientras que los de "izquierda" hay que callarse para colaborar con la causa...

El progresismo cool fue de lo peor de los últimos años del país...